martes, 17 de enero de 2012

El tiempo no sana heridas, Jesús sana heridas



Hay un concepto muy común que cuando pasamos por momentos difíciles lo único que necesitamos es un poco de tiempo para sanar, hasta en estados unidos hay un dicho que dice que el tiempo sana todas las heridas.

Pero, ¿es cierto?

¿Es cierto que el tiempo sana todas las heridas? Si vez una herida hecha en un cuerpo humano es posible que sane con solamente tiempo dependiendo del tamaño pero la realidad es que si una herida no se trata de la forma correcta por más pequeña que sea no va a sanar adecuadamente ni en el tiempo correcto. Lo mismo sucede con nuestras vidas, muchas veces el abandono, la traición, o el dolor que sentimos pensamos que va a desaparecer de una forma mágica con el tiempo. Estoy leyendo ahorita un libro que narra la historia de un matrimonio donde hubo mucha distancia, dolor, y desprecio y la mentalidad que tenia esta pareja era que con el tiempo se iba a componer. La triste realidad es que el tiempo no sana heridas.

Jesús sana heridas.

Empezando con la herida mayor, la enfermedad más letal, el problema más profundo que es nuestro pecado. El problema más grande que tenemos en nuestra vida es nuestro pecado. La biblia dice que sin Cristo estamos muertos en nuestro pecado (Efesios 2:1) y que desde el principio nuestro pecado nos separo de él (Génesis 3:10). Pero ese enemigo no fue demasiado grande, nuestro pecado no fue demasiado para nuestro gran Dios y rey y el nos da vida, nos perdona de nuestro pecado, nos limpia de la mancha que dejo el pecado y borra la condenación que teníamos (Efesios 2:1, Romanos 5:20 1ra Juan 1:9: Romanos 8:1). Amigo, Si el pudo sanar esa herida él puede sanar cualquier herida.

Dios no desea que vivas una vida libre de heridas sino una vida llena de esperanza.
Ningún versículo de la biblia promete una vida sin sufrimiento, al contrario, la biblia dice que todos los que quieren vivir una vida piadosa sufrirán persecución (2da Timoteo 3:12). Pero lo que si ofrece Dios es que él es el Dios de todo consuelo (2da de Corintios 1:3), Jesús anhela ser para nosotros un consejero (Isaías 9:6). Y el promete que nunca nos dejara ni nos desamparara (Hebreos 13:5). Pedro dice que podemos darle nuestras cargas a Dios porque él tiene cuidado de nosotros.  (1ra de Pedro 5:7).

Sin embargo la realidad es que aunque Dios es nuestro sanador, a veces toma tiempo.
A lo mejor tú dices pero Jonathan, dijiste que el tiempo no sana, no, el tiempo en si no sana, pero Dios usa el tiempo y es un proceso. La biblia dice que todo el mundo está esperando el momento donde seremos sanados de una vez por todas (Romanos 8:22-23). Donde ya no habrá más dolor, ni más llanto, ni más maldición (apocalipsis 21:4). Pero hasta ese momento somos una obra en proceso que nos vamos a enfrentar con tragedia seguido y envés de ignorar el dolor debemos de llevárselo a Jesús para hallar descanso en el.

Jonathan Domingo

1 comentario:

  1. Amén, si Jesús sana heridas que el mismo tiempo no puede sanar.

    ResponderEliminar